Creando nuevos productos, satisfaciendo las necesidades del usuario

22 de mayo de 2017

Vivimos en un mundo donde la creatividad ha muerto; o eso es lo que dicen. Cuentan que no hay espacio para la originalidad y que todo está inventado. Sin embargo, cada día millones de personas trabajan para intentar encontrar nuevas soluciones a los problemas que tenemos día a día. Entre todas esas personas curiosas se encuentra Gorka Agirrezabal el responsable de la oficina técnica de I+D+i de Sammic. “Siempre se nos olvida la i pequeña que, aunque sea la pequeña, es la más importante. Es la i de la innovación”, cuenta nada más presentarse. “Hoy en día hay que innovar. Pero, innovar el ¿qué? Lo primero que hace falta es saber qué es lo que le hace falta al usuario. Hay que conocer la necesidad real del usuario y si eso está bien identificado, el producto tendrá muchas posibilidades de ser un éxito. En cambio, si la necesidad está mal enfocada, aunque el producto sea lo más sofisticado posible, no va a tener éxito”.

Partiendo de esa idea, y con la intención de seguir siendo la marca líder en fabricación de maquinaria de hostelería y alimentación, a finales del año 2014 Sammic inició una colaboración con Enrique Fleischmann y su equipo, Fleischmann’s Cooking Group. “Necesitábamos conocer profundamente el entorno del usuario y, para ello, teníamos que incluir a un usuario final en nuestro equipo. Era vital” dice Agirrezabal. Desde aquel día, Enrique Fleischmann, chef de los restaurantes Txoko Getaria y Bailara y chef director del grupo Fleischmann’s Cooking Group, es también parte del equipo de Sammic y la cara visible de esta colaboración, ocupando el puesto de Chef Corporativo de Sammic. En opinión del chef fue “una oportunidad muy grande” la opción de poder colaborar con Sammic: “No todas las empresas grandes toman en cuenta la opinión del usuario final y para nosotros poder incidir en la creación de los productos es una oportunidad. Poder estar en contacto directo con los ingenieros que realizan los productos es muy interesante porque son ellos los que nos pueden hacer la vida más fácil.”

Para Sammic desde siempre ha sido importante la opinión de los usuarios finales, y hace mucho tiempo que empezó a colaborar – sigue haciéndolo -  con chefs y restaurantes reputados como Martin Berasategui o Jai Alai. No obstante, aquellas colaboraciones son distintas “en esos casos, solemos dejar máquinas en pruebas en diferentes locales y nosotros les asistimos y les hacemos un seguimiento. La información recibida es de otro calibre, pero se complementan muy bien. Enrique, en cambio, está dentro de Sammic y eso hace que la dinámica de trabajo sea distinta. Con él tenemos una colaboración continua” explica el ingeniero. Y es que, desde el inicio de su colaboración, Fleischmann quiso “tener un sitio donde se sintiera cómodo trabajando” y crearon una aula-cocina dentro de la empresa donde el cocinero trabaja dos días a la semana. Gracias a ello, está presente durante todo el proceso de creación de proyecto y se siente “parte” del grupo.

Sin embargo, al preguntarles sobre el propio proceso de colaboración, se miran entre sí y levantan los hombros. “Cuando empezamos no teníamos referencia de que nadie más estuviera haciendo algo así y no teníamos ninguna hoja de ruta. Hemos ido poco a poco tomando responsabilidades” explica el cocinero. “Primero, Enrique detecta una necesidad en la cocina y nos lo comenta. Después, desde el equipo técnico vamos dándole forma. A veces, esa idea llega a formarse en un producto y otras veces no”, dice el ingeniero. Por eso, según él esta colaboración es “el origen” de todos los proyectos.

 

Haciendo referencia a su relación y al proceso de creación, Fleischmann cuenta que a veces las soluciones vienen de manera espontánea.  Recuerda entre risas cómo un día estando él en su casa con su familia descubrió un peinecito de quitar piojos para niños. Y de repente encontró la solución a un problema que les estaba rondando la cabeza desde hacía meses. “Le mandé un whatsapp a Gorka con un esbozo de la idea que había tenido. Él estaba fuera pasando el fin de semana con su familia, pero leyó el mensaje y la semana siguiente diseñó ‘un peine para piojos’ para mí. Fue la solución perfecta”. Para el chef es “un reto constante” trabajar con el equipo de I+D+i a nivel de desarrollo de ideas: “Es muy motivante y gratificante poder aportar algo para que nuestra vida como usuarios finales sea mejor. Siento que es una responsabilidad para con los demás usuarios finales y un privilegio que hay que agradecer”.

La relación entre ambos “es muy buena”, pero eso no quita que el proceso tenga “mucho trabajo”. Sin embargo, saben que la fusión entre las necesidades del usuario final y la capacidad del ingeniero aporta un valor añadido a los productos. “Las máquinas de Sammic están desarrolladas a partir de necesidades reales que tienen los usuarios en su trabajo y tienen como objetivo darles una solución”. Según Agirrezabal y Fleischmann ese conocimiento se traduce en resultados positivos: “El feedback del mercado está siendo muy bueno y los resultados ya se están dando. Acabamos de sacar dos nuevas gamas de envasadora al vacío en el que hemos colaborado y somos muy optimistas. No hace mucho que hemos empezado a colaborar y creemos que con el tiempo los resultados se van a ver aún más”.

No obstante, la relación entre Fleischmann’s Cooking Group y la empresa Sammic no se limita a la colaboración de creación de productos; es mucho más fructífera. Sammic junto con Fleischmann forma Chef’s Services by Sammic una plataforma desde la cual Sammic pone sus aptitudes y conocimientos al servicio del mercado. A través de esta plataforma, Sammic ofrece servicios de formación y consultoría a los usuarios. De esta manera, la empresa ayuda a cada usuario a conseguir lo mejor de los equipos de Sammic. Asimismo, ofrece formación y asesoramiento y acude a ferias y eventos gastronómicos internacionales haciendo demostraciones de producto, ponencias y cursos. Según Agirrezabal y Fleischmann, todo ello hace que la marca se sienta más cercana a ojos del usuario final y hace que estos se sientan más identificados con la marca: “Si un usuario final se acerca al stand de Sammic y ve que un Chef ha estado en el proyecto ya se siente más cercano. Se dice, ‘si a él le vale a mí también’”.

Por todo ello, ambos están seguros de que esta colaboración seguirá en el futuro. “Yo no me imagino a Sammic sin esta colaboración” apunta el ingeniero, al que el Chef añade: “A mí esto me alimenta, me apasiona”.

Ningún comentario ¡Escribe el primero!

Deja tu comentario

Subir
Hemen, ilunpea baino ez aurkituko duzu... Zure esku dago